Un arduo camino a Tokio

Julieta Jankunas, la “Leona” que respira hockey y sueña con el oro olímpico en Tokio

La cordobesa fue confirmada en el plantel de la Selección Argentina para los Juegos Olímpicos y rememoró el arduo camino que debió transitar para llegar a este presente.

Faltaban casi cuatro meses para que Julieta Jankunas cumpliera dos años cuando el seleccionado argentino femenino de hockey sobre césped ganó la histórica medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Sídney 2000. Quizás desde ese momento, consciente o inconscientemente, «Juli» o «Janku» -como la conocen sus amigas- se propuso que quería estar en una de esas canchas, pegándole a una bocha y en un Juego Olímpico.

A 21 años de esa hazaña que dio lugar al nacimiento de «Las Leonas», Julieta Jankunas ya saborea lo que va a ser su debut en una cita olímpica. Es que la cordobesa quedó entre las 16 seleccionadas que vestirán la celeste y blanca en Tokio 2021.

«Todavía no caigo. En estos días nos dieron la ropa y ahí empezás a darte cuenta. Lo comenté con un montón de amigas y familiares y les digo que no lo puedo creer. Estoy feliz, disfrutándolo. Desde hace un tiempo venía disfrutando más allá de lo que pasara; hoy ya estoy adentro y ese fue mi objetivo, jugar un Juego Olímpico», confesó ilusionada en diálogo con la Agencia Córdoba Deportes.

El camino hasta este presente que la tiene con pasaje a Tokio no fue para nada fácil ni rápido. Las canchas de arena del Tala Rugby Club cordobés la vieron dar sus primeros pasos -o trotes- junto a una bocha en la categoría infantil. Luego, Juli daría el salto al Club Universitario donde seguramente esa chispa «Leona» se encendió aún más al ver entrenar a Soledad García, histórica integrante del seleccionado y también medallista olímpica.

Ya siendo mayor, pero con apenas 18 años y con algunas convocatorias y participaciones en el seleccionado juvenil argentino, era momento de armar el bolso y mudarse a Buenos Aires para consolidar su sueño de mantenerse en la selección mayor y encaminarse a ser parte de un Juego Olímpico. Así fue como empezó a jugar en el Club Ciudad de Buenos Aires.

Así cuenta ella misma toda esa experiencia: «Dejé un montón de cosas de lado. Hago un esfuerzo todos los días, me fui de mi casa con el sueño de jugar en Las Leonas y en un Juego Olímpico y hay un montón de pequeñas cosas que solo uno las sabe. Eso es lo que me pone tan contenta porque sentís la satisfacción de que se puede. Es difícil, pero la vida deportiva hay que elegirla todos los días aunque sea dura».

Además, lo que busca destacar la cordobesa es que justamente el hecho de ser «del interior» no es un impedimento para alcanzar este tipo de metas y alienta a quienes quieran cumplir sus sueños. «Me pone muy contenta saber que mi carrera deportiva arrancó siendo una nena en Córdoba. Me cambié de club y crecí y hubo un momento en que me tuve que decidir y me vine a Buenos Aires. Yo estoy orgullosa, hice un montón de carrera en Córdoba. Siempre que vuelvo me tratan como una reina y eso es lo que a uno lo hace realmente feliz. Está bueno que la gente vea que desde el interior también lo podemos lograr».

Pensando en Tokio

Pero el pasado ya quedó atrás y toca pensar en el presente y en el futuro y eso es lógicamente los Juegos Olímpicos de Tokio 2021. Las Leonas comenzarán su participación en la cita olímpica el 25 de julio ante Nueva Zelanda y después se medirán ante España el día siguiente. Luego, enfrentarán el 28 a China, el 29 a Japón y cerrarán su participación en el Grupo B ante Australia, el 31.

Pensando en lo que se viene, Jankunas reflexionó: «Estoy bien, estoy con confianza. A mí me hizo muy bien este tiempo más allá de que no tuvimos competencia, creo que pude mejorar un montón de cosas que tenía en la cabeza planificadas para crecer y hoy creo que no soy la misma Juli de antes de la pandemia».

Sobre lo que espera de su «experiencia olímpica» anticipó: «No sé cómo será con los protocolos. Estuve preguntando a varias chicas que ya fueron a los Juegos Olímpicos y nos cuentan un poco, pero como que es nuevo para todas. Tengo una incertidumbre linda de ver con qué me sorprende todo esto».

Y se ilusiona con volver a su Córdoba natal con una medalla de oro colgada en el pecho: «La que no sueña con estar arriba de un podio que se baje del barco ya. El equipo sabe qué es lo que quiere y a lo que va. La forma en la que estamos entrenando deja en claro que queremos estar en lo más alto. Pero también uno tiene que ser consciente de que para llegar a lo más alto tenés que jugar el primer partido y entrenarte. Estamos preparadas para dejar a Argentina en lo más alto».

Y si lo dice Julieta Jankunas hay que creerle. Porque es la misma cordobesa que se levantaba «a cualquier hora para ver a Las Leonas» y la que soñaba despierta con estar en un Juego Olímpico. Ese sueño que hoy es una realidad, pero al que todavía le falta la coronación. ¿Será en Tokio?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

Remodelación y puesta en valor del gimnasio Daniel Turelli

Visitas 16 Finalizaron los trabajos de modernización del Gimnasio Daniel Turelli. Una obra que demandó una inversión aproximada de cuatro millones de pesos. Un cambio y renovación en la estética general. El gimnasio fue inaugurado en octubre de 1995 con el nombre del gran profesor Daniel Turelli y siempre se […]
error: Contenido protegido !!