Home
Día Mundial del Sueño Reviewed by Momizat on .  La Asociación Mundial de Medicina del Sueño (World Association of Sleep Medicine - WASM) celebra el "Día Mundial del Sueño". Durante este día se realizan diver  La Asociación Mundial de Medicina del Sueño (World Association of Sleep Medicine - WASM) celebra el "Día Mundial del Sueño". Durante este día se realizan diver Rating: 0
Home » Calidad de vida » Salud » Día Mundial del Sueño

Día Mundial del Sueño

 La Asociación Mundial de Medicina del Sueño (World Association of Sleep Medicine – WASM) celebra el Día Mundial del Sueño”. Durante este día se realizan diversas actividades en todo el mundo con el objetivo de llamar la atención sobre distintos problemas vinculados al sueño.
El lema de este 2017 es: ‘Dormir profundamente nutre la vida’, y su objetivo es disminuir la carga que traen los problemas del sueño en la sociedad a través de una mejor prevención y manejo de los trastornos del sueño.
La Organización Mundial de la SaludOMSestablece que un adulto debe dormir entre 7 y 8 horas para mantener un óptimo estado físico, emocional y mental.
El 85% de los habitantes de la Ciudad de Buenos Aires y del conurbano considera que duerme mal, según lo reveló una encuesta difundida en el marco del Día Mundial del sueño, que se conmemora hoy y cada 17 de marzo.
La encuesta del instituto FLENI fue llevada a cabo en Buenos Aires y Gran Buenos Aires y elaborada por la Universidad Abierta Interamericana (UAI) y reveló además que el 41% de los consultados admitió que tuvo dificultades para conciliar el sueño y el 34% que le costó permanecer dormido durante toda la noche tres días en la semana o más durante el último mes.
Los problemas en el sueño son una epidemia global que amenaza la salud y la calidad de vida a más del 45% de la población mundial. Sufrir trastornos o déficit de descanso puede provocar alteraciones en el aprendizaje, la memoria a largo plazo y el comportamiento de los niños y jóvenes y puede producir somnolencia diurna, efectos en la salud cardiovascular y en la atención y hasta incrementar el riesgo de sufrir accidentes de tránsito en el caso de los adultos.
De las 700 personas consultadas por el estudio difundido por FLENI, más de la mitad (52,6%) duerme entre seis y siete horas y un tercio (33,6%) entre cuatro y cinco.
“En sintonía con la tendencia de los últimos 50 años en la población general, la encuesta indica que el 86% de los porteños y habitantes de GBA consultados no duermen las horas suficientes que sugerimos para que un adulto tenga un descanso reparador”, señaló Claudio Podestá, Jefe de la Unidad de Medicina del Sueño de la institución.
Al ser consultados sobre cómo se sienten durante el día, el 35% admitió haber tenido excesiva somnolencia tres veces en la semana o más.
Amanecer cansados y sentir sueño durante el día pueden ser síntomas que, si permanecen por un tiempo prolongado, pueden indicar que la persona necesita consultar a un especialista.
Podestá indicó que “dormir bien significa tener un descanso reparador, que dure las horas suficientes para encarar el día alertas y con energía”. En ese sentido, el especialista manifestó que “afecciones que fragmentan la continuidad del dormir como los movimientos periódicos de miembros inferiores o las apneas obstructivas del sueño atentan contra ello”.
“No debe tomarse al ronquido como un signo de buen dormir, en gran número de casos sólo es el indicador de obstrucciones respiratorias durante el sueño. Un paciente que las padezca, que no tenga diagnóstico y tratamiento de ellas, tiene riesgos de desarrollar hipertensión arterial, insuficiencia cardíaca, infarto de miocardio y ACV, afecciones no menores más allá de la somnolencia (conduciendo un automóvil, piloteando un avión o navegando un buque)”, indicó Podestá.
Según los especialistas, una buena higiene del sueño y abandonar los hábitos que retrasan la llegada de nuestro descanso puede evitar gran parte de los trastornos.
Desconectarse de la tecnología que se usó durante todo el día, poco antes de irse a dormir, favorece la capacidad de conciliar el sueño.
No obstante, mientras que los expertos recomiendan suspender el uso de las pantallas y apagar las luces de los artefactos que están en la habitación para concentrarse en el descanso, el 71% de las mujeres y el 66% de los hombres encuestados admite mirar el teléfono y la computadora en la cama. Del estudio también se desprende que el 91% de los jóvenes de entre 18 y 34 años permanece conectado antes de dormir.
Al respecto, Podestá explicó que “la luz que emiten los aparatos electrónicos, al tener la misma gama espectral que la del amanecer, interfiere nuestros ritmos circadianos ya que confunde a nuestro organismo con señales de despertar en lugar de entender que ya es hora de dormir”.
No mantener horarios regulares para acostarse y despertarse también puede producir un desbalance.

Seis de cada diez encuestados por UAI señaló que tuvo dificultades para despertar a la hora habitual una vez a la semana o más durante el último mes, siendo esta tendencia mayor entre los adultos de entre 18 y 54 años.

– Consejos útiles para dormir bien
La ausencia de sueño puede provocar falta de memoria y problemas de sexualidad.
Pasar una mala noche podría ser la causa de una hiperactividad, de falta de memoria y hasta problemas de sexualidad. Muchos problemas se le atribuyen al mal dormir de las personas que puede ser causado por estimulantes, una alta temperatura en la habitación e incluso la alimentación.
De igual manera recomienda que las personas deben dormir entre seis y ocho horas, ya que quienes duermen menos de cinco tienen más probabilidades de morir que aquellos que duermen las horas indicadas. En ese sentido, dormir es una de las necesidades fisiológicas más importantes del ser humano, por lo que debe hacerse de la mejor forma.
El cuarto solo se debe usar para dormir y para tener intimidad. Lo que quiere decir es que no se recomienda tener televisión ni radio en la habitación, nada que pueda disipar el sueño. En la cama no se debe comer, trabajar, usar el celular y tampoco ver televisión, menos noticias porque son situaciones problemáticas.
Otra recomendación de los expertos es no consumir estimulantes antes de dormir. Por lo que el café, refrescos con cola, té negro, chocolate, bebidas energizantes y guaraná deben de evitarse después de las 6:00 p.m. 
El cuarto donde uno duerme debe ser oscuro, no debe tener mucha luz y la temperatura no debe ser muy caliente, es decir estar entre los 18 y 22 grados centígrados.
En las mañanas se recomienda levantarse recogiendo las piernas y levantar el torso de lado con la ayuda de los brazos y manos, mientras las piernas van saliendo de la cama para apoyarse en el piso.
– Los beneficios de dormir bien
Además de ser un gran placer, dormir bien tiene efectos muy positivos en el organismo. 
Incrementa la creatividad
Cuando el cerebro está descansado y la producción de hormonas está equilibrada, la memoria funciona a la perfección. Eso hace que la imaginación sea más potente y que las personas sean más creativas.
Ayuda a perder peso
La falta de sueño hace que los adipocitos (células grasas) liberen menos leptina, la hormona supresora del apetito. El insomnio provoca, además, que el estómago libere más grelina (la hormona del apetito). Ambas acciones hacen que dormir poco se asocie a la obesidad.
Estar más sano
El sistema inmunitario emplea el tiempo de sueño para regenerarse, Lo que le permite luchar con eficacia contra las toxinas y los gérmenes que de forma continua amenazan con entrar al cuerpo. Al no dormir bien el sistema inmunitario se debilita y se tienen muchas menos posibilidades de superar con éxito las infecciones.
Mejora la memoria
Dormir fortalece las conexiones neuronales. Durante la fase REM del sueño, es decir, la que comienza aproximadamente 90 minutos después estar dormido, el hipocampo, se restaura, transformando la memoria a corto plazo en memoria a largo plazo. En la Universiad de Hafi, en Israel, lo han corroborado con los resultados de un estudio que afirma que una siesta de 90 minutos a media tarde ayuda a fijar los recuerdos y la destreza.
Protege el corazón
Un reciente estudio publicado en el European Heart Journal afirma que los insomnes tienen tres veces más posibilidades de sufrir una insuficiencia cardíaca que los que duermen las ocho horas. El insomnio aumenta los niveles de sangre en las hormonas del estrés, lo que aumenta la tensión arterial y la frecuencia cardíaca.

Deja tu comentario

About The Author

Number of Entries : 34098
Scroll to top